Pago seguro

Utilizando Visa/Mastercard

Sobre este servicio

Funcionamiento del TPV virtual (SIS) y garantías de seguridad

El TPV virtual (SIS) es un dispositivo preparado para trabajar en modo

totalmente seguro dentro de la operativa de ventas a través de Internet, es decir:

A.- Si la Entidad Financiera adquirente así lo decide, el TPV intentará contactar

con el banco emisor de la tarjeta para solicitar la autenticación del titular

(verificación de su identidad). De esta forma se puede garantizar, que solo el

titular genuino, dueño de la tarjeta, podrá operar con ella.

B.- Implementa SSL en todas las comunicaciones que impiden la interceptación

de la información por terceros. Por tanto, la confidencialidad está asegurada en

todas las comunicaciones que se establezcan durante la transacción.

C.- También habilita mecanismos para verificar la autenticidad del origen de

las transacciones. Esto impide, la manipulación de datos por terceros y

garantiza la integridad de la transacción.

D.- La información confidencial de las tarjetas normalmente no es conocida

por el comercio, salvo que su banco adquirente le autorice a ello. Con esto se

evita que esta información pueda ser robada al comercio posteriormente por

terceros con fines fraudulentos. La mejor manera de salvaguardar en el comercio

una información sensible de clientes es NO tenerla. La información de la tarjeta es

almacenada convenientemente por Redsys, por si fuera necesario reutilizarla, por

ejemplo, en una devolución.

Por tanto, todas las transacciones que se realicen a través del TPV Virtual

contarán con todas las garantías de seguridad, confidencialidad e integridad para

los agentes participantes: titulares de tarjetas y sus entidades emisoras, y

comercios y sus entidades adquirentes.

El TPV Virtual se irá actualizando con las últimas versiones de pago seguro que

vayan dictando los organismos reguladores internacionales, asegurando de esta

forma al comercio el NO tener acometer dichas adaptaciones por su parte.

En todo momento, el comercio recibe información puntual del estado de cada

transacción, permaneciendo a su disposición un histórico de 360 días para las

consultas de detalle, totales, gestión de devoluciones, etc. que el comercio pudiera

necesitar.